Laporta enloquece con la Champions League de balonmano: levanta el trofeo eufórico con los jugadores

0
Laporta enloquece con la Champions League de balonmano: levanta el trofeo eufórico con los jugadores

El Barça sigue reinando en el balonmano europeo. Y es que el conjunto catalán tumbó al Aalborg (30-31) para llevarse a casa su tercera Champions League en los últimos cuatro años, la duodécima de su historia. Un triunfo en el que estuvo presente el presidente Joan Laporta.

Después de una temporada espectacular del equipo catalán, el más laureado de la Liga de Campeones, tras ganar la Liga Asobal, la Copa de España, la Copa del Rey, la Supercopa Ibérica y la Catalana, y solo con la espinita del Mundial de Clubes, el dirigente culé quiso vivir el partido desde la grada del Lanxess Arena de Colonia.

Con el pitido final, Laporta no dudó en bajar a la pista para celebrar el triunfo con sus jugadores y se le vio eufórico, levantando el trofeo de campeón europeo en varias ocasiones y entonando el ‘campeones, campeones, oe, oe, oe’ junto a la plantilla y el cuerpo técnico.

Joan Laporta leads the blaugrana 🔵🔴 celebration!#ehffinal4 #ehfcl #CLM #handball pic.twitter.com/8VFKXmU9MH

— EHF Champions League (@ehfcl) June 9, 2024

El conjunto blaugrana se llevó la victoria con un Dika Mem colosal, alma del equipo y con muchos números de convertirse en el MVP del 2024. No lo puso fácil el Aalborg, que traía sed de venganza tras caer ante el Barça en la final de 2021, y la final estuvo disputada hasta la reanudación, con una exhibición defensiva de ambos equipos.

En los instantes finales, una exclusión a Mem, faro anímico del equipo, desestabilizó la moral de los azulgranas y el campeón danés ahondó en la herida para recortar distancias y lograr una diferencia de tan solo un gol a dos minutos para el final.

Sin embargo, el destino quiso que precisamente Mem, en su vuelta a la pista, se vistiera de héroe de la final para provocar una inteligente falta y forzar un tiro libre de un Hansen entregado, con ocho tantos en la final, que no vio portería (30-31).

Deja una respuesta